5 consejos para evitar el desperdicio de alimentos y ahorrar dinero

En Brasil, el desperdicio de alimentos está creciendo , pero las acciones de concientización que apuntan a acabar con esta práctica en restaurantes y cafeterías, además de iniciativas que exploran la reutilización como medio para combatir el hambre en las grandes ciudades, también crecen cada vez más. . ¡Menos mal!

Pero el desperdicio no pasa solo en los establecimientos, en nuestra casa también puede haber un mal uso de frutas y verduras. Entonces, ¿qué tal comenzar un nuevo hábito de consumo y reducir el desperdicio diario de alimentos? Preste atención a los siguientes consejos y vea lo fácil que es disfrutar de todo lo que la comida puede ofrecer antes de que se eche a perder, y aún así ahorrar en compras.

- Congelar frutas y verduras.

¿Está funcionando tu rutina? Así que este consejo es para ti. Muchas frutas, verduras e incluso verduras se pueden congelar para usarlas gradualmente. Las hojas deben congelarse crudas, ya que las verduras pueden pasar por el proceso de blanqueamiento (sumergirlas en el agua hirviendo con un poco de sal (verduras verdes, amarillas o blancas) o vinagre (verduras blancas o moradas) por un corto tiempo) o cocinar antes de congelación. ¡Pero cuidado! Una vez congelado, ningún alimento se puede descongelar a temperatura ambiente. ¡Directo a la olla! ¡Echa un vistazo a estos otros consejos para ahorrar tiempo en la cocina!

- Prueba nuevas recetas

¿Quién no ha tirado nunca el tallo de espinaca o las hojas de zanahoria? Porque sepan que todo se puede reutilizar. Estas partes de los alimentos contienen una gran cantidad de nutrientes que se acaban desperdiciando por falta de información. Además de nutritivos, pueden producir platos deliciosos para cualquier momento del día. Vea estas increíbles recetas de pastel, brigadeiro y harina de mandioca con cáscara de plátano.

- Siempre verifique la fecha de vencimiento

La fecha de caducidad es uno de los puntos clave para evitar el desperdicio de alimentos. Los panes, por ejemplo, tienen períodos cortos de consumo, especialmente las hogazas de pan. Entonces, evalúa si podrás comer todas las rebanadas del paquete hasta la fecha límite, si no, elige comprar pan en la panadería o usa una receta para usarlo antes de que se estropee. Esto se aplica a todo tipo de alimentos. Para no perderse otros productos (que tienen plazos más largos) de antemano, como la harina, la miel y los condimentos, consulte algunas formas súper interesantes de conservar los alimentos.

- Establece una rutina de compras

Las verduras, las frutas y especialmente las verduras son extremadamente perecederas. Por eso, vale la pena crear una rutina para adquirir estos alimentos. En lugar de llenar el carrito del supermercado, intenta ir todas las semanas a las ferias o verduras de tu región. Además de tener siempre buenas verduras para consumir, ya que son más frescas y saludables, en estos lugares los precios suelen ser mejores que en las grandes cadenas de supermercados. Aquí se explica cómo ahorrar dinero al comprar en ferias y tiendas de productores rurales. Todo esfuerzo para evitar desperdiciar comida vale la pena.

- Presta atención a las cantidades

La máxima "más izquierda que falta" puede no ser tan cierta. Si preparas comidas abundantes todos los días o los fines de semana, o si vives solo, debes saber cuánta comida se consume y cuánta suele sobrar. Siempre observe y calcule cuánta comida vale la pena preparar para no tener demasiadas sobras que se puedan estropear durante la semana. Sepa que reutilizar la comida preparada es más difícil, pero no imposible. ¡Usa el cálido! Congelar y llevar a comer al trabajo. Simplemente no vale la pena desperdiciarlo, ¡eh!

Además de todos estos consejos, también puedes contar con organizaciones que recolectan alimentos que no serán consumidos y los pasan a organizaciones benéficas. ¡El Banco de Alimentos es uno de ellos! Puedes separar todo en buen estado y llamarles que la recogida está en casa. ¿Reduciremos el desperdicio de alimentos?

Por Thaís Garcez