¿Tu hambre es normal? Descubra su perfil gastronómico

¿Tiene hambre varias veces durante el día? ¿Estás satisfecho con algunos bocados? ¿Tienes ganas de comer mucho de algo específico? ¿Ataca la nevera por la noche? ¿Despierta con hambre? Según la Dra. María Del Rosario Alonso, nutricionista especializada en trastornos alimentarios y directora de la Asociación Brasileña de Nutrología (ABRAN), estas características pueden representar trastornos alimentarios, como el trastorno de la alimentación compulsiva (o atracones) y el síndrome de alimentación. Trastorno de alimentación nocturno (o nocturno).

Descubra si hay algún problema con su hambre con los cinco perfiles a continuación. El diagnóstico precoz de estos trastornos y el tratamiento adecuado previenen el sobrepeso y la obesidad.

1. "Me despierto con mucha hambre".

Sentir hambre es normal. Comer un desayuno que incluya lácteos, frutas y carbohidratos es saludable. “Si la persona no desayuna, el cerebro percibe que el cuerpo no se alimenta y puede compensar esta carencia con una compulsión nocturna”, dice la Dra. María Del Rosario.

2. "No dejo de comer dulces".

Los alimentos industrializados tienen una combinación que crea una sensación de placer: sal, grasa y azúcar. Según el nutrólogo, esta mezcla es adictiva. Por eso, a muchas personas les resulta difícil no comer galletas y chocolate con leche. Indica la ingesta diaria de lácteos, frutas, verduras, carnes, huevos, legumbres y grasas saludables, y el consumo de alimentos procesados ​​una o dos veces por semana.

3. "Como mucho pan".

“El pan blanco tiene un índice glucémico alto, es decir, los alimentos se digieren apenas se comen y dan ganas de comer más. En general, recurrimos a alimentos que nos dan placer, como la mantequilla, la cuajada y las mermeladas ”, explica la nutricionista. Al elegir los carbohidratos, elija los cereales integrales, con más fibra (pan integral, arroz, pasta y pizza) y trate de no comerlos todos el mismo día.

4. "Todavía tengo hambre 30 minutos después de comer".

La deficiencia de nutrientes como vitaminas y minerales puede hacer que el individuo se exceda en las comidas. Se debe investigar la causa y tomar el alimento o suplemento apropiado.

5. "El apetito desaparece después de algunos bocados".

Esto se debe a que la sensación de hambre inicia un ciclo que termina en saciedad. Dado que la regulación del apetito es un fenómeno psicobiológico complejo, algunas personas sienten que su apetito desaparece pronto. Varios factores pueden generar signos de saciedad. “Cualquiera que tenga este sentimiento y pierda mucho peso corre el riesgo de desnutrirse. Entonces necesitamos identificar la causa ”, dice la Dra. María Del Rosario.

Si se ha identificado en algunos de estos casos, o sospecha que hay algo "diferente" en su patrón de alimentación, consulte a un médico o nutricionista. Los trastornos alimentarios pueden convertirse en un problema de salud grave.