Día Mundial del Lupus: conozca la enfermedad

Lupus significa "lobo" en latín y, supuestamente, tiene ese nombre debido a las lesiones en la piel que se asemejan a las mordeduras de lobo. Es una enfermedad autoinmune sistémica: “sistémica” porque puede afectar a cualquier parte del cuerpo o todo y “autoinmune” porque es causada por el exceso de celo del sistema inmunológico, que ataca los tejidos normales y sanos.

Como enfermedad crónica y poco conocida, la Federación Mundial de Lupus creó el Día Mundial del Lupus, que se celebra hoy, 10 de mayo, para concienciar a las personas y organizaciones sobre la enfermedad y los desafíos que experimentan los pacientes.

Aunque no existe cura, el diagnóstico y el tratamiento tempranos conducen a menos daño al cuerpo y, en consecuencia, a un menor riesgo de complicaciones. Obtenga más información sobre la enfermedad a continuación.

¿Cuáles son los síntomas del lupus?

Los diversos efectos del lupus dependen del objetivo del sistema inmunológico (que puede ser la piel y / o los órganos internos) y dificultan el diagnóstico. Uno de sus indicadores más característicos es el eritema, una mancha roja en la piel en forma de mariposa que cubre las mejillas y la parte superior de la nariz, que solo aparece en un tercio de los pacientes.

Otros síntomas son la sensibilidad al sol con lesiones cutáneas que pueden desprenderse y dejar cicatrices; úlceras en la boca o la nariz; malestar; fatiga; dolor en las articulaciones; dolor muscular; falta de aire; y ojos secos. La mayoría de los síntomas aparecen y desaparecen en períodos de enfermedad activa (crisis) y remisión.

¿Cuales son las causas?

La predisposición al lupus es hereditaria y, tal vez porque involucra hormonas sexuales y cromosomas, las mujeres se ven nueve veces más afectadas que los hombres.

Además, en general, los factores externos pueden provocar crisis de la enfermedad. Estos desencadenantes van desde los rayos ultravioleta del sol hasta el estrés, las infecciones (como el herpes zóster o el resfriado común) y ciertos medicamentos (como las sulfonamidas).

Algunos casos del llamado "lupus inducido por medicamentos" desaparecen cuando deja de tomar el medicamento. Los otros casos deben manejarse de por vida.

¿Que hacer?

Si le han diagnosticado lupus, protéjase del sol con protectores solares y otras medidas, deje de fumar y trate de reducir la exposición a otros desencadenantes. Cuando ocurren las crisis, los medicamentos recetados por los médicos, como los antipalúdicos, los corticosteroides y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden controlarlos. Las lesiones cutáneas también se pueden tratar con cremas o inyecciones específicas.

"Necesitamos calmar rápidamente el lupus para minimizar la probabilidad de daño", dice el Dr. David Isenberg, autor principal de las pautas de control del lupus publicadas por la Sociedad Británica de Reumatología.

Los medicamentos tienen sus propios efectos nocivos (como problemas digestivos con el uso prolongado de AINE, osteoporosis causada por esteroides), por lo que el reumatólogo deberá diseñar un plan personalizado con un buen equilibrio entre protección y daño. También es necesario programar exámenes regulares para tratar rápidamente las complicaciones que surjan.

El lupus debe tomarse en serio, pero con un seguimiento regular, el cumplimiento del tratamiento, el apoyo emocional y un estilo de vida saludable, las probabilidades están a su favor.

Por SAMANTHA RIDEOUT