4 consejos sobre cómo hacer arroz integral sin errores

Es común escuchar a la gente decir que no les gusta el arroz integral porque es más duro y menos sabroso que el arroz blanco. Sin embargo, lo que pocas personas saben es que el problema no es el tipo de arroz sino la forma en que se prepara.

Si formas parte del grupo de personas que piensan que el arroz integral es siempre más o menos medio duro y sin sabor, debes consultar nuestros consejos a continuación sobre cómo hacer arroz integral sin errores. ¡Revisa!

Cómo hacer arroz integral

1. Remojar el arroz

El salto del gato para que el arroz se cocine correctamente es remojarlo durante unas 8 a 12 horas antes de su preparación. Pero, en caso de que lo olvide, cualquier hora de vestirse le ayudará.

2. No saltee el arroz integral

A diferencia del arroz blanco, el arroz integral no debe saltearse. En el caso del arroz blanco, lo salteamos para sellar los granos y evitar que el almidón se salga y deje el arroz empapado. Como el arroz integral tiene una película protectora, esto no es necesario. Saltear el arroz integral solo hará que se cocine lentamente y no se cocinará bien.

Lea también: 8 consejos infalibles para hacer arroz suelto y sabroso

3. Pon el arroz al final en la sartén.

Como dijimos anteriormente, no debes saltear el arroz integral. Sin embargo, esto no significa que no debas moderarlo. En una sartén sofreír el ajo y la cebolla y luego agregar agua, sal y finalmente el arroz. De esta manera, su arroz tendrá buen sabor sin endurecerse.

4. No cocine demasiado (o poco)

Como el arroz integral tiene la película que rodea los granos, el tiempo de cocción es más largo que el del arroz blanco. Si lo ha empapado, tardará unos 20 minutos en estar listo. De lo contrario, debería tardar unos 40 minutos en prepararse.

Receta de arroz integral

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz integral
  • 3 vasos de agua hirviendo
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 cebolla picada
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal a gusto

Modo de preparo:

Paso 1: intente remojar el arroz antes de comenzar la receta (sugerimos dejarlo de 8 a 12 horas en remojo).

Paso 2: En una sartén calienta el aceite y sofríe el ajo y la cebolla. Agrega sal, agua hirviendo y luego agrega el arroz.

Paso 3: Cocine a fuego lento hasta que el agua esté seca (aproximadamente 20 minutos). Apaga el fuego y deja la sartén tapada unos 5 minutos antes de servir.

Beneficios para la salud del arroz integral

El arroz integral tiene muchos más beneficios para la salud que el arroz blanco. Además de ser más nutritivo, también es una alternativa a la vida cotidiana. A continuación se muestran algunos de los beneficios del arroz integral:

1. Ayuda en la prevención del cáncer de colon

El consumo de arroz integral al menos una vez a la semana redujo el riesgo de pólipos colorrectales hasta en un 40%, según un estudio en California con 2.800 personas que se sometieron a una colonoscopia.

Lea también: Cáncer de cuello uterino: causas, síntomas y tratamiento

2. Ayuda a controlar la diabetes

Si bien el arroz blanco puede aumentar la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2, algunos estudios muestran que el arroz integral y el arroz salvaje, que mantienen su fibra, vitaminas y minerales, ayudan a regular el metabolismo de la glucosa en personas con diabetes al proporcionar un Suministro lento y estable de glucosa.

3. Contribuye a la pérdida de peso

El arroz integral tiene más fibra que el arroz blanco. Por tanto, cuando se consume en cantidades moderadas, ayuda a aumentar la sensación de saciedad.

4. Previene la deficiencia de proteínas en vegetarianos.

El contenido de proteínas del arroz, que oscila entre 2 mg y 2,5 mg por ½ taza, es menor que el de otros cereales. Sin embargo, cuando se come con frijoles, el arroz crea una proteína completa.