Enfermedad celíaca: que es y como comer

¿Has oído hablar alguna vez de la intolerancia al gluten? Este síndrome se conoce como enfermedad celíaca, pero también como esprúe celíaco o esprúe no tropical. Es un trastorno causado por la gliadina, una de las proteínas conocidas colectivamente como gluten, que se encuentra en varios granos. Esta proteína interfiere con la absorción de muchos nutrientes y daña la mucosa intestinal.

Actualmente, el 1% de la población mundial sufre de enfermedad celíaca. En Brasil, no existen estadísticas oficiales para celíacos, lo que puede dificultar el descubrimiento y, en consecuencia, el tratamiento de las personas afectadas. Muchos médicos pueden reconocer que los síntomas pertenecen a otras enfermedades y no a algo mayor.

Una enfermedad que puede comenzar temprano

La enfermedad celíaca es autoinmune, es decir, el sistema inmunológico de las personas afectadas ataca y destruye las células sanas del cuerpo. Además, es crónica y puede desarrollarse temprano. Los niños con esta enfermedad generalmente tienen:

  • malestar gástrico;
  • Diarrea;
  • calambres abdominales;
  • distensión abdominal;
  • aftas;
  • mayor susceptibilidad a las infecciones.

Las heces generalmente tienen un aspecto claro, además de un mal olor y flotan en el agua del inodoro debido al alto contenido de grasa. El crecimiento del niño también puede verse obstaculizado. Además, algunos niños desarrollan anemia y problemas en la piel, especialmente dermatitis. Un médico puede llegar a un diagnóstico mediante una biopsia intestinal o análisis de sangre.

En general, las personas que desarrollan la enfermedad celíaca en la edad adulta tenían una forma leve o ningún síntoma aparente de la enfermedad en la infancia. En los casos más inusuales, los adultos sin antecedentes de sensibilidad al gluten desarrollan el trastorno después de someterse a una cirugía del sistema digestivo. Según el sitio web de la Federación Nacional de Asociaciones de Celíacos de Brasil (Fenacelbra), algunos de estos síntomas pueden aparecer en la edad adulta como indicio de enfermedad celíaca:

  • depresión;
  • osteoporosis;
  • mancha en los dientes;
  • esterilidad;
  • irritabilidad.

Una vez que se identifica la enfermedad, se aconseja al paciente que elimine todos los elementos a base de gluten de la dieta. Afortunadamente, este tipo de dieta ha ganado más adeptos en las últimas décadas y ya se encuentran disponibles en el mercado varios productos sin gluten.

Qué comer para afrontar la enfermedad celíaca

Las siguientes recomendaciones pueden facilitarle la vida a las personas con enfermedad celíaca, pero no sustituyen una dieta específica para usted. ¡Consulta a un médico antes de seguir a alguien !

Investigar si hay gluten

Muchos alimentos consumidos comúnmente contienen gluten, como:

  • panes
  • tortas
  • magdalenas;
  • mezclas preparadas para pasteles y tartas;
  • pastas;
  • salchichas que llevan pan rallado;
  • alimentos empanizados;
  • salsas
  • sopas espesadas con harina de trigo.

Además, la mayoría de los cereales para el desayuno, así como algunos dulces, helados y postres, también pueden contener cantidades considerables.

Varios alimentos para bebés están espesados ​​con gluten, aunque la mayoría de las marcas de alimentos para bebés durante los primeros meses no lo hacen. Preste atención a la información nutricional de los productos.

No te prives

Aunque las restricciones a la dieta sin gluten son severas, es posible mantenerla. Dada la demanda de alimentos sin gluten, el mercado lanzó varios productos para cubrir esta necesidad. Las personas celíacas pueden comer pasta, pan, galletas y otros productos elaborados con harina de maíz, arroz, patatas o soja. Así que arma un menú personalizado y no te prives de lo que te gusta.

Prepare la mayoría de sus comidas en casa

En general, lo ideal es cocinar en casa para asegurar una dieta saludable sin las risas de comer gluten. En la calle, probablemente será difícil encontrar alimentos que sean buenos para usted. A menos que los restaurantes ofrezcan opciones sin gluten, preste atención a los platos. ¡Entiende cómo preparar loncheras en casa y adáptate a tus gustos!

Lea siempre las etiquetas de los alimentos procesados

Evite los ingredientes y rellenos a base de harina de trigo y almidón modificado. Tenga cuidado cuando la etiqueta de los alimentos diga "otros tipos de harina", ya que es probable que contenga al menos un derivado del trigo. Debe evitarse la cerveza, especialmente las elaboradas con cebada. Lo mismo ocurre con otras bebidas de malta. Sin embargo, existen en el mercado cervezas elaboradas sin gluten que se pueden consumir sin problemas.