Rosácea: que es y como controlar

Los primeros signos de rosácea son placas rojas recurrentes en las mejillas, nariz, frente y mentón, y la aparición de pequeños vasos sanguíneos justo debajo de la piel. A medida que avanza el trastorno, la piel de la cara se vuelve más roja y pueden aparecer bultos. Luego viene la inflamación permanente. Los ojos también pueden verse afectados, provocando ardor y picazón. En la rosácea severa, la nariz puede desarrollar un exceso de tejido.

Aproximadamente 1 de cada 20 adultos tiene rosácea y las personas de piel clara tienen un mayor riesgo. Aunque las mujeres desarrollan el trastorno tres veces más que los hombres, tienen síntomas más fuertes. Los fumadores son vulnerables porque la nicotina afecta la circulación. Sin tratamiento, la rosácea puede empeorar, así que busque atención médica cuando identifique los síntomas.

Principales causas

La rosácea ocurre cuando factores genéticos y / o ambientales desconocidos hacen que los vasos sanguíneos de la piel pierdan elasticidad y se dilaten fácilmente; a veces para siempre. Las anomalías de los vasos sanguíneos son una posible causa. Los episodios pueden desencadenarse por cualquier estímulo que provoque enrojecimiento. Entre los principales factores se encuentran:

  • Alimentos o bebidas calientes o picantes
  • Alcohol o cafeína
  • Estrés
  • Clima
  • Ejercicios físicos intensos
  • Cambios hormonales (principalmente en la menopausia)
  • Algunos medicamentos (principalmente niacina y ciertos medicamentos para la presión arterial)

Cómo controlar la rosácea

Erupciones frías ⇒ Para calmar la piel inflamada, rocíe un fuerte té de manzanilla y caléndula en su cara. Para prepararlo, vierte dos vasos de agua muy caliente sobre una cucharada de cada planta. Luego déjelo reposar tapado durante 20 minutos. Por último, cuela, enfría y úsala para lavarte la cara.

Evite situaciones estresantes ⇒ El estrés es un desencadenante común de la rosácea. Cuando el estrés sea imposible de evitar, intente respirar profundamente para reducir el nerviosismo. De esta forma, también evitarás posibles brotes. Aprenda a respirar desde el abdomen para que cada inhalación sea lo suficientemente profunda como para expandirla, mientras que cada exhalación la baja.

Los hombres que sufren de rosácea pueden minimizar los ataques usando una maquinilla de afeitar eléctrica en lugar de una hoja de afeitar.

Consume aceite de pescado ⇒ Los suplementos a base de aceite de pescado son ricos en ácidos grasos omega-3, que son antiinflamatorios. Como la rosácea está relacionada con la inflamación, estos agentes favorecen la reducción de las erupciones cutáneas. Tome 1500 mg o menos, dos veces al día. También puede probar 500 mg de aceite de onagra tres veces al día; conozca los beneficios.

Utilice corrector verde ⇒ El tono verde ayuda a cubrir el enrojecimiento. Esto no eliminará la rosácea, pero disfrazará el color rojo de la piel. Además, use maquillaje y limpiadores faciales sin perfume y sin aceite. Y nunca use astringentes. Después de lavarse la cara, séquela suavemente tocando la toalla; nunca lo frote. Finalmente, use un protector solar con un FPS mínimo de 15 al salir de casa.

Luz pulsada intensa (LIP) ⇒ Pregúntele a su médico acerca de esta terapia. Solo dos o tres sesiones son suficientes para marcar una gran diferencia.

Aunque no existe cura, los síntomas de esta enfermedad crónica se pueden controlar y evitar el daño cutáneo. De hecho, la vitamina B12 es un gran aliado en el alivio de los síntomas de la rosácea. Su consumo se puede realizar a través de alimentos o suplementos. De cualquier manera, obtenga más información médica para su caso y obtenga tratamiento.